Un instante de eternidad entre acordes

He descubierto los tiempos de mis latidos…

guitarra

Continúa leyendo Un instante de eternidad entre acordes

Anuncios

Somos Amor

medium_838367494

Hubo un día en que volábamos libres entre las estrellas, todos éramos hermanos y nos sentíamos en absoluta paz y felicidad. Éramos la manifestación del espacio divino por el que revoloteábamos, y todo cuanto hacíamos no era sino expresar la luz a la que pertenecíamos, no existiendo dualidad ni nada que no naciera del amor. Venimos del amor y somos eso mismo, a pesar de los trajes que nos vamos poniendo en esta co-creación. Realmente fuimos muy valientes al cambiar la dicha de la divinidad por tantas angustias y penas que aquí se experimentan, por prestarnos a formar parte del plan, sabiendo que sería muy complejo desarrollarnos en tanta densidad, limitados por la materia y faltos de recuerdos.

Continúa leyendo Somos Amor

El arte del abrazo

P10-cuerpo-y-mente-15-foto-3

Siempre me ha fascinado todo lo referente a la reencarnación, a pesar de no recordar vidas pasadas. Creo en lo que siento, y siento que no es una teoría más. No he hecho regresiones para volver atrás en el tiempo, pero sé que el tiempo me ha llevado hacia personas antes conocidas. Lo sé por la magnitud de las sensaciones al reencontrarme, por la familiaridad y confianza que me transmiten las personas, porque en  ese momento siento algo que sólo despierta en ese preciso momento, y que no vuelvo a sentir a no ser que se suceda otro reconocimiento. No hay más explicación, no tengo más argumentos que los que me dicta el corazón y la certeza de saber que alguna relación nos unió, aunque se me escape el cómo, el cuándo o el dónde. Te sonrío recordando…

Continúa leyendo El arte del abrazo

Caprichos

Destino caprichoso, siempre teniendo en cuenta tus leyes,

¿no podrías ser más condescendiente y alejar del sufrimiento a quien no lo merece?

Ya sé lo vas a decirme: no hagas juicios de valor.

Te propongo un trato, entonces,

puesto que sin entender el plan estamos obligados a vivirlo.

Ignórame a mi, no me importa.

Pero ilumínalo a él, llévale claridad y entendimiento.

Que la justicia premie sus sentimientos, ya que yo no puedo hacerlo.

Que lo que anhela su corazón tenga su justa recompensa.

 No es por mí, es por él por quien te pido.

Caprichos del destino, que nos haces querer a quien no nos corresponde y ser amados por quien no merecemos.